Facebook Twitter Google +1     Admin

Homosexualidad

20130304110850-images2.jpeg

La homosexualidad es tratada en nuestra sociedad como un asunto tabú, actualmente constituye un tema que genera gran controversia y debate entre la población. Sin embargo, esta preferencia hacia personas del mismo sexo no ha surgido recientemente como consecuencia del desarrollo del pensamiento liberal sino que es una práctica relativamente antigua. Veamos un ejemplo, ya en la antigua Grecia, era normal las relaciones homosexuales entre un joven en la pubertad y un hombre mayor, teniendo en cuenta que en ese época se consideraba al hombre como un ser perfecto y era normal enamorarse de otro hombre. Esta concepción ha ido evolucionando con el paso del tiempo y no de manera positiva especialmente en muchas culturas bastante tradicionales,y aunque siempre ha estado vigente en la mayoría de los casos se ha intentado ocultar. Esto se debe, a la posible repercusión negativa en la sociedad como el rechazo o la discriminación y por el establecimiento de castigos que los gobiernos ejercían sobre las personas declaradas homosexuales. Tales acciones eran tan descabelladas y aberrantes que sólo podían ser propias de animales más que de seres humanos, como la ejecución de la pena de muerte “por conducta inmoral”.

Es totalmente indignante que ideas tan viles pasasen por la cabeza de un ser humano para efectuar ese tipo de actos que solo encuentran explicación en mentes absolutamente irracionales y macabras. Porque ¿quiénes somos nosotros para negarle la vida a nadie y mucho menos a una persona por el simple hecho de tener un gusto sexual diferente? Resulta frustrante como se pudo llegar hasta ese punto.

No me declaro en contra de la homosexualidad como elección de orientación sexual y modo de vida puesto que todos somos libres e independientes con total derecho de decidir cual es el estilo de vida con el que nos vamos a sentir completos y seguros. Ahora bien debemos de admitir que realmente en el ámbito biológico y familiar la homosexucalidad no es disposición natural y que rompe con el esquema establecido por el curso de la naturaleza puesto que la concepción de una pareja cuyo fin desde el punto de vista biológico es procrear, ésta es concebida por un hombre y una mujer los cuales son la base para formar un núcleo familiar.

Que conste que no quiero decir con esto, que no sea necesario poner fin a la exclusión social de personas homosexuales de inmediato, puesto que no son extaterrestes sino individuos como todos los demás, porque como personas todos tenemos derecho a llevar el modo de vida con el que logremos la felicidad y que como seres libres podemos hacer con nuestra vida lo que nos apetezca, siempe y cuando no atentemos, no nos entromezcamos, ni perjudiques la de los demás. Una pareja homosexual es tan respetable y digna como la de una heterosexual, porque tanto los unos como los otros no dejan de ser personas que merecen los mismos derechos y si una persona desea compartir su vida con otra de su mismo sexo es tan lícito como la persona que se una a otra de sexo. Y es que el amor es lo más importante para establecer una relación sentimental que dos personas se quieran no hacen daño a nadie.

No obstante a la hora de establecer exactamente los mismas licencias en ambas clases de emparejamientos, a mi juicio nos encontramos con varios conflictos. No me opongo a que los homosexuales se puedan unir en compromiso, porque es algo que no daña a nadie ; aunque en un principio cause impacto porque modifica los esquemas que hemos tenido siempre y el matrimonio se haya conlleve en la unión de un hombre y una mujer en su constitución, pero creo que es viable.

Si entramos en cuestiones como que se pueda dar el permiso de adopción a parejas homosexuales mi postura cambia radicalmente y no estoy a favor de que se apruebe,ya que un niño necesita en su crianza y desarrollo en integración personal la figura materna y paterna desde su nacimiento hasta la adquisición del uso de razón. Es imprescindible que la eduacación y los valores morales le sean otorgados a un niño por ambas partes porque a lo largo de su vida va a tener que enfrentarse a varios problemas en los que va a necesitar consejos que en determinadas circurtancias únicamente un padre o una madre puede ofrecerles. Lo que significa va a demandar la atención tanto de un referente paterno como uno materno fundamentales para su adecuada maduración personal y su sano desarrollo.

Además la mayor parte del valor que las madres y los padres les inculcan a sus hijos es debido a que son diferentes, y al cooperar en conjunto, complementándose uno al otro en sus diferencias, proveen aquellas cosas buenas que las parejas de un mismo sexo no pueden proveer.

El ser adoptado por una pareja homosexual tarde o temprano esta situación, le va traer traumasal niño. Quizás cuando sea pequeño pueda verlo de manera normal, porque desde su nacimiento está conviviendo en una familia cuya estructura está formada por padres de igual sexo. Sin embargo, cuando vaya creciendo se va dar que lo que a él le parecía usual, no es común en los demás niños y es rechazado por la mayoría de la gente porque sí algo es cierto es que vivimos en una sociedad llena de prejuicios.


04/03/2013 11:05 Laura Rubio García #. La homosexualidad

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris