Facebook Twitter Google +1     Admin

Víctimas y Sospechas

20180118204457-5a1580be082d6.jpeg

 

En julio de 2016, una chica de 20 años, mientras disfrutaba con sus amigas de la fiesta de los “San Fermines”, acabó destrozada y violado por un grupo de cinco chicos, apodados como “La Manada”. Este caso es uno más, en los que jóvenes indefensas, resultan dañadas mientras disfrutaban de una fiesta, como otra persona cualquiera.

Por lo tanto, ¿Aceptamos otros puntos de vista o nos mantenemos fieles a los nuestros?. En mi opinión, tanto la gente como medios de comunicación alardean de una sociedad liberal, pero del dicho a actuar, hay mucha diferencia. El tema que sigue sorprendiendo son los casos de violación a mujeres. Muchas mujeres hemos recibido comentarios inoportunos de gente desconocida, casi siempre de hombres, como: ”Tienes una follada chica...”, “Te hacia hijos “, etc. Son comentarios que los jóvenes vemos como una cosa natural o incluso un piropo, pero si te paras a analizarlas son principios de una violación.

Otro de los aspectos que se critica mucho es la ropa que viste una mujer. Se supone que llevar una falda por encima de la rodilla, camiseta con escote o un vestido pegado, es considerado ir provocando. Pero, ¿Quién es el que provoca?, ¿El que mira o la que enseña? Pues sin duda alguna, el que mira. Tanto la mujer, como los hombres podemos vestir y enseñar lo que queramos, pero la persona que mira interpreta las realidad como el quiere ver.

Por otro lado, pueden contradecir mi criterio con que muchas mujeres visten de una determinada forma para provocar a los hombres, porque es lo que les gusta y que con esto se buscan que les ocurran casos de violación o incluso ser diferente , ya sea por el peinado , por bailar bien , por tener un estilo propio ..también contribuye a esto.. A estas personas las diría que la provocación a un hombre no consiste solo en una ropa, porque esto es un simple material, lo que de verdad cuentan son gestos, miradas, palabras etc. Cada uno es libre, y tiene el mismo derecho que todos, a hacer y vestir como quieran, pero quienes de verdad deberían cambiar son esas mentes cerradas que son las causantes de todos estos casos.

Para concluir decir que me parece muy triste que vayamos alardeando de que somos  personas liberales en pleno siglo XXI, cuando nuestras acciones reflejan lo contrario y  que siga habiendo casos como el de esta chica. Una solución que puede ayudar y en algunos centros se imparte es dar información y charlas a jóvenes sobre lo que se debe y no se debe consentir. Pero más que esto, empezar a educar desde pequeños a hombres y mujeres  sobre cómo deben tratarse.

 

04/02/2018 18:02 Paloma Pérez #. De víctimas y abusos

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris