Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Enero de 2020.

SEXO, JÓVENES Y EDUCACIÓN

20191119171933-actividad-sexual.jpg

Evitar que los adolescentes vean pornografía a una edad temprana es cada vez más complicado. El sexo es un tabú del que no se habla apenas en los colegios y en los institutos, esto se debe a que no saben cómo afrontar este tipo de conversaciones. Escuchamos hablar del sexo en pocas ocasiones durante nuestro paso por el instituto, pero siempre tratan los mismos temas: la reproducción y las ETS. ¿Debería cambiar todo esto?

Los jóvenes recurren al porno para aprender un poco más. Nadie enseña a los menores a distinguir el sexo real y el porno, donde existen grandes diferencias. El porno comercial atribuye gustos generalizados y por géneros, se piensa que a todas las personas les da placer las mismas cosas pero esto no ocurre así. La pornografía erotiza la violencia, la mujer es tratada como un objeto sexual donde el sexo en grupo o la agresividad sexual se ve como algo erótico. Hay búsquedas de “sexo agresivo” y “manadas” que acaban convirtiéndose en violaciones en la vida real.

En cuanto a las películas porno hay que destacar cómo están filmadas. No existe la imperfección en ellas, no se observan preservativos ni se habla de los gustos que tiene cada persona que practica el sexo. En las películas no avisan de infecciones o ETS. Este tipo de películas establece un guión en las personas donde siempre siguen una serie de pasos que si no sigues serás considerado “menos experto” sexualmente por el resto. Por otra parte los estereotipos del porno son: cuerpos musculosos y tonificados en el hombre y delgados y con pechos y glúteos perfectos en la mujer. Esto puede hacer que las personas que practican sexo se sientan acomplejadas o mal con ellas mismas al no tener ese cuerpo.

El sexo no es igual para todo el mundo. Hay gustos distintos, esto debe tenerse en cuenta para que pueda ser disfrutado y placentero mutuamente en las personas que lo practican, dejando atrás los estereotipos que vemos en el porno.

17/01/2020 07:45 Jessica Fernández #. Educación sexual y pornografía No hay comentarios. Comentar.

SEXO, JÓVENES, EDUCACIÓN Y PORNO

¿Sexo?, ¿protección?, ¿porno? palabras muy comunes entre todos los jóvenes.La mayoria de  jóvenes confunden sexo y porno, muchos otros son también, los que practican sexo sin protección.  Pero ¿Quién tiene la culpa?.

Siglo XXI,  todas las acciones relacionadas  con el sexo, se siguen considerando como un tema tabú.  Muchos de los jóvenes buscan información acerca del sexo en la pornografia, algo que no debe confundirse, porque la pornografia es una pelicula con un guion, unos directores, actores y actrices. Como consecuencia de buscar información en este tipo de páginas, muchos jóvenes no utilizan protección durante el sexo. Es muy importante el uso de anticonceptivos de barrera  porque es posible contraer enfermedades de transmisión sexual y un embarazo. Dentro de lo malo, es preferible quedarse embarazada que contraer una enfermedad de transmisión sexual, puesto que si es un embarazo imprevisto existe la posibilidad de abortar, pero una enfermedad de transmisión sexual es mucho más peligrosa porque una vez contagiada ya no hay vuelta atrás y puede permanecer en ti toda la vida.  Esto se produce porque en la actualidad existe una falta de comunicación para hablar sobre todas las cuestiones sobre el sexo. No debería ser, porque todos en algún momento de nuestra vida vamos a tener que investigar y lo mejor sería tener la suficiente confianza con los padres para hablar sobre estos temas, porque ellos son los mejores consejeros, siempre buscan lo mejor para los hijos y saben que el sexo es algo natural. Podríamos tener la posibilidad de compartir  las dudas con un especialista y que nos explique todos los métodos anticonceptivos que existen y todas las enfermedades que se pueden contraer y que nos informe acerca de los riesgos y porqué no de los beneficios del sexo.

 

El sexo ha existido, existe y existira siempre con lo cual, debemos tener la suficiente informacion para saber los pros y los contras.

Resultado de imagen de sexo con proteccion

 

17/01/2020 07:46 Gloria González Sánchez #. Educación sexual y pornografía No hay comentarios. Comentar.

Sexo, jóvenes, educación y porno

20191122175239-esi.png

 

La clamidia, el herpes, las verrugas genitales o la gonorrea son enfermedades cada vez más comunes entre los jóvenes, por ello nos encontramos con anuncios basados en estas ETS, que las tratan como si fuese algo rutinario que con una crema se solventa. Por otra parte, también se fomenta el uso del preservativo y nos conciencian de ello mostrándonos situaciones duras en las que jóvenes se arruinan la vida por un mal uso de estos anticonceptivos. 

La educación sexual es una asignatura ya existente que debería de explicarse en los colegios, porque es igual de importante como, por ejemplo, los primeros auxilios. Pero el lugar ideal del que debe partir este tipo de información es el hogar y la propia familia. Esto es necesario para prevenir y evitar problemas futuros como las ETS o que los jóvenes tengan una concepción del sexo muy distorsionada y apartada de la realidad. Ante todo esto, es cierto que nos vendría genial saber un poco más sobre el sexo y los riesgos que conlleva, pero creo que somos lo suficientemente conscientes de que si no usamos preservativos corremos el riesgo de quedar embarazadas. Además no solo eso, sino que también podemos contraer una enfermedad para el resto de nuestra vida, como es el VIH.  

Esta imagen errónea del sexo  es debida al porno que cada vez en edades más tempranas encuentran en internet los jóvenes. Cuando tecleamos en google la palabra “porno” aparecen infinidades de vídeos de toda clase, parejas heterosexuales, homosexuales, tríos, orgías, sexo solitario Las relaciones sexuales que se enseñan en los vídeos porno y en películas se caracterizan por un sexo más violento, mecánico, abrupto y por supuesto, irreal. Podemos divisarlo en una de las trilogías más famosas de estos últimos años, Cincuenta sombras de Grey, donde las escenas sexuales son muy duras y poco verosímiles. Este pensamiento sobre sexo hace que los más jóvenes e inexpertos cometan locuras e imprudencias en sus propias vidas sexuales, tratando de imitar lo que captan por internet, como por ejemplo posturas excesivamente forzadas que hacen peligrar su salud. 


 

17/01/2020 07:46 Natalia Serrano Muñoz #. Educación sexual y pornografía No hay comentarios. Comentar.

EL PROBLEMA DE SEXO EN LOS JÓVENES

20200107142806-la-comunicacion-con-el-hijo-adolescente-2.jpg

 

Los adolescentes mantienen relaciones sexuales. Es una realidad que a muchos padres les cuesta admitir o aceptar. Actualmente los jóvenes tienen muchas dudas como cuál es la edad perfecta para tener sexo por primera vez, con qué persona y cuál es el sitio idóneo o simplemente qué precauciones deben tomar. Todo sería mucho más fácil si se hablase con un adulto en confianza como tus padres. De hecho, hay sexólogos o educadores que pueden ayudar pero antes que eso, prefieren consultar internet y ahí viene el problema. 

Ellos prefieren aprender viendo a personas practicando sexo visualmente (vídeos) antes que leer artículos o noticias con información de expertos. Las páginas porno muestran vídeos de sexo falso, sexo que dura horas, tipos de placer que son casi imposibles o la ausencia de preservativos. En consecuencia, los jóvenes intentan imitar esta forma de tener relaciones sexuales, así como la violencia hacia la mujer y su cosificación. 

Si haces una mezcla entre la mala educación y el porno, las relaciones sexuales entre ellos saldrán rana. Si no usan preservativo, tendrán enfermedades sexuales (ETS), copiarán escenas que se muestran en las páginas porno y muchos de ellos, usarán a las mujeres únicamente para su propio placer. 

Para evitar las confusiones entre sexo real y porno deberían implantar una asignatura de educación sexual en los colegios para asegurar su conocimiento y saber lo que tienen que hacer, conversar fácilmente entre padre e hijo y entender que el placer es para ambos sexos y no solo para el hombre.


 

17/01/2020 07:47 Carla Mateos #. Educación sexual y pornografía No hay comentarios. Comentar.

SEXO, JÓVENES, EDUCACIÓN Y PORNO

20200108192436-243724-184836.jpg

 

Gran cantidad de jóvenes acceden a la pornografía antes que a sus propias experiencias sexuales porque este tipo de material online no tiene restricciones a menores. Los adolescentes suelen utilizarlo como una herramienta para excitarse o sentir placer. Lo que realmente ofrece el porno es un modelo sexual social. 

El porno es denigrante, machista y falso y en él se perciben continuas faltas de respeto a los cuerpos en relación al tamaño de sus genitales o los papeles de hombres y mujeres. Estos están claramente diferenciados: la mujer tiene un rol sumiso mientras que el hombre un rol dominante y los personajes son muy activos y eficaces sexualmente. 

Los jóvenes inexpertos piensan al ver pornografía que “si en todos los vídeos sucede lo mismo, será que se hace así”, “si todas las mujeres disfrutan haciendo esto, será que es lo más les gusta” o “si los hombres se comportan así, será la forma correcta de comportarse”. La mayoría desconoce que el porno crea ciertos estereotipos sobre la sexualidad que no son reales y que puede afectarles en sus relaciones personales porque se crean altas expectativas que en la vida real nunca van a ser alcanzadas.

El 88% de los adolescentes recibe información confusa o falsa sobre el sexo a medida que va creciendo, por ello es necesario dotar a los jóvenes de los conocimientos necesarios y normalizar las relaciones sexuales. La educación sexual es la única herramienta que puede cambiar su visión acerca del porno.

 

17/01/2020 07:47 Cristina Serrano León #. Educación sexual y pornografía No hay comentarios. Comentar.

Sobre el porno

 Durante la pubertad se producen una serie de cambios muy grandes en los adolescentes. Cambian su forma de vestir, sus intereses, su comportamiento y entra en juego el factor que caracteriza esta etapa; el cambio hormonal. Como consecuencia, se comienzan a desarrollar partes del cuerpo humano que no habían sido empleadas hasta ahora, como el aparato reproductor. Cuando se realiza el acto sexual, no solo se tiene como objetivo la fecundación, sino que también se busca cierta satisfacción.En la mayoría de los casos, los niños descubren la masturbación porque un amigo del instituto habla sobre ella, además de preguntar por opiniones sobre personas que vió en la red, y se empieza a hablar de porno.

La pornografía es el conjunto de material audiovisual subido a la red que recoge esencialmente personas realizando el coito. En este campo también se recoge un tipo de producciones denominadas películas porno. Este tipo de videos genera una gran polémica y el motivo está debidamente fundamentado; la mujer se muestra idealizada según el deseo masculino. Las películas son películas porque narran una historia ficticia. Así como los numerosos niños que se suicidaron accidentalmente pensando que podrían volar como Superman, los adolescentes que consumen pornografía piensan que así es la realidad, la diferencia con respecto a los incidentes provocados por la película Superman es que los niños pueden ser conscientes de que volar es imposible pero los adolescentes, que nunca han recibido información sobre este campo, tienden a pensar que la realidad es como se muestra en los videos, introduciendo así una serie de ideas machistas que son responsables de muchas violaciones. Sería relativamente fácil crear una ley que prohíba el porno, pero eso no va a suceder principalmente por dos motivos: el primero es que genera una gran cantidad de dinero, y el segundo es que casi todo el mundo lo consume: tan solo en 2016, la suma de las duraciones de todos los videos de carácter pornográfico de una única página web resulta en 4600 millones de horas, con esto quiero decir que tal cantidad de personas lógicamente no va a querer prohibir algo que consumen y aceptan. En países como Nepal, esta prohibición se ha llevado a cabo dos veces; la primera vez los habitantes cargaron contra el gobierno y posteriormente infringieron la ley, y la segunda sigue en marcha, aunque se prevé que acabe de la misma manera que la primera.

 

Para concluir, me gustaría señalar que la masturbación en los adolescentes es normal, al fin y al cabo, forma parte de su desarrollo. El problema no es cuando se recurre al porno, sino cuando se considera como algo real. Gracias al porno aceptas que las mujeres aprecian la violencia, y cuando tomas parte en una relación sexual reproduces las mismas agresiones, pero con la diferencia de que en la vida real duelen. La industria del porno es una gigante que con total seguridad no se va a derrumbar mientras la humanidad siga existiendo, por lo que es conveniente concienciar a los adolescentes en las escuelas sobre este tipo de contenido para así llegada su edad adulta sean capaces de actuar como es debido y no siguiendo las pautas de una película, evitando de este modo numerosas violaciones.


17/01/2020 07:48 Ángel 1^BT #. Educación sexual y pornografía No hay comentarios. Comentar.

Sexo, jóvenes, educación y porno.

20200114221244-educacion.png

Los casos de violencia de género siguen aumentando. Las agresiones en las fiestas, los insultos a plena luz del día, maltrato, coacciones, machismo. Cada vez son más los jóvenes que lo hacen, y nadie intenta enseñarnos.

Siempre se les dice a las mujeres cómo deben vestir para no llamar la atención, que siempre tienen que ir acompañadas, que no hagan caso a comentarios, risas o miradas. Resumiendo, cómo deben actuar para no ser violadas. Sin embargo, a mi nadie me ha dicho nunca que no tengo que decir un piropo a nadie por la calle porque le puedo hacer sentir un objeto, que no tengo que insistir si no quiere, que puedo arruinar el día a alguien con un simple comentario, que no es no. Si desde pequeños nos hubiesen enseñado en el colegio o en casa a no actuar de esta manera, casos como el de la manada, el de Diana Quer o muchos otros más que ni siquiera han salido a la luz no habrían sucedido. Niños de apenas seis o siete años no se habrían quedado sin su madre, por culpa de su padre. Madres no habrían deseado pasar el sufrimiento en vez de que lo pasasen sus hijas. Y todo porque no fueron educados. Los errores cometidos en el pasado son imposibles de enmendar, pero quizás nos sirvan para aprender que hay que cambiar. Que hay que empezar a promover charlas o incluso asignaturas para que no se cree una manada de jóvenes de diecisiete años. Que la industria pornográfica en la mayoría de ocasiones es machista y se aleja de la realidad. Que no somos tan expertos como nos creemos. Que el aborto sí, pero la marcha atrás no. Los jóvenes también tenemos que aprender a escuchar, porque, aunque parezca que los padres son unos pesados siempre con lo mismo, o que qué me va a enseñar un profesor a mi, ellos han tenido nuestra edad y han pasado por la misma situación que nosotros. Y, a lo mejor a ellos no se los informaba y por eso ahora quieren hacerlo.

 

No sé cuál es la mejor manera para educarnos contra el machismo y el maltrato, si crear una materia que únicamente hable sobre esto, que nos den charlas cada cierto tiempo o que sean los padres los que se encarguen, lo que sí sé es que mujeres, homosexuales, transexuales y demás colectivos minoritarios están siendo discriminados constantemente, y que hay que hacer algo para frenarlo.

 

Jorge López Curiel

2ºBT

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


17/01/2020 07:48 Jorge López (2ºBT) #. Educación sexual y pornografía No hay comentarios. Comentar.

Sexo, jóvenes, educación y porno.

Imagen relacionada

 

Tal y como dice la sexóloga Lanae St. John la pornografía es un entretenimiento, no una educación. El porno posee fácil acceso, y los jóvenes, al no estar acostumbrados a oír sobre ello, simplemente por curiosidad tienden a buscarlo. Sin embargo, el problema no está en que lo vean, sino en que idealizan este tipo de prácticas y piensan que ocurrirá así en la realidad. Cuando esa persona se da cuenta de que no sucede de esta forma, se siente frustrado o decepcionado. Muchos expertos postulan que lo mejor es que estos temas sean hablados en casa, porque el porno tiene un contenido totalmente ficticio, que no se ajusta a la realidad. También deberían se debería de ofrecer información en los institutos, por personas más cualificadas que den mejores explicaciones ajustadas a la realidad.

Creo que el porno debería ser censurado, por varias razones. Primero este tipo de enseñanza no debería de ser propagada por Internet, porque está al alcance de cualquiera y de cualquier edad. Además de que sea incorrecto, a veces es machista. Existen videos de ‘manadas’ o violaciones como nos cuenta Noemi Domínguez una importante sexóloga. Estas secuencias son reproducidas sobre todo por la población masculina, en ellos aparecen varios hombres y una sola mujer de una forma un tanto violenta. A parte de todos estos argumentos, en el porno aparece sexo grupal que provoca que un gran número de jóvenes quieran realizarlo en la vida real. Además, se puede dar el caso de enfermedades de transmisión sexual, las cuales no tienen cura y pueden ser muy peligrosas para la salud. Y tú, ¿Qué opinas sobre el porno?

 

Arantxa Zamora García 2ºBT

20/01/2020 07:26 Arantxa Zamora García #. Educación sexual y pornografía No hay comentarios. Comentar.

Sexo, jóvenes, educación y porno.

20200119122059-2018101211163776402.jpg

 

Pese a lo que se suele creer, en España el sexo aún es un tema que si bien no es tabú, no parece considerarse un tema del que hablar entre adolescentes. Si uno cuenta sus experiencias sexuales al resto de sus amigos, a no ser que se trate de gente con cierta madurez o que también ha tenido, seguramente uno de ellos se ría o haga un comentario fuera de lugar.

Creo que se debe tanto a la falta de educación sexual como a lo extendido que está el consumo de pornografía entre los jóvenes. Además, por esto último, acaban pensando que las relaciones sexuales son algo idealizado y mecánico, y esto puede causar muchos complejos si, por ejemplo, un chico no dura el mismo tiempo que un actor porno.

Sin embargo, lo que me parece más perjudicial de la pornografía no es eso, sino que los jóvenes adquieren una visión muy machista del sexo. Por ejemplo, parece que hay una tendencia a las violaciones en grupo como la manada, que, además, grabaron lo que hicieron, o en otros casos, algunos violadores, como Ted Bundy, admitieron que fueron influenciados por el porno.

La pornografía no es algo nocivo de por sí, pero sí debería cambiar en muchos aspectos, como en el tipo de escenas que se muestran, pues pueden publicarse vídeos muy violentos, incluso de violaciones. Esto, sumado a la escasa educación sexual, hace que los jóvenes aprendan de la pornografía; pero, aunque hubiera educación sexual, la pornografía seguiría siendo un factor muy influyente en cómo percibimos el sexo.


 

20/01/2020 07:26 Lucía Manzano #. Educación sexual y pornografía No hay comentarios. Comentar.

La (des)educación sexual

20200119123446-esi-en-las-escuelas-800x400.jpg

 

El sexo es obsceno, es vulgar, es sucio y es primitivo, pero también es uno de los mayores placeres que pueden experimentarse, y un acto que dota a la vida de una emoción muy particular. La sexualidad ha sido durante muchos siglos un tema tabú en las civilizaciones cristianas y occidentales, una especie de cuestión chabacana que no estaba permitido mencionar en ambientes sofisticados o respetables.  Y a pesar de que en los últimos años las sociedades se han tornado más progresistas y comprensivas con respecto a este asunto, todavía hay una preocupante multitud de meapilas que creen que pronunciar la palabra sexo equivale a enunciar una especie de maleficio satánico sacado del Necronomicón. En pleno siglo XXI, creo que es hora de comunicarles a todos estos individuos que- por suerte o por desgracia- las relaciones íntimas no son ni las llaves de las puertas del abismo, ni el rito que despertará al ejército de las tinieblas. De hecho, el sexo es un acto de lo más natural, beneficioso, estimulante y divertido, siempre y cuando se lleve a cabo de forma segura, responsable y agradable. 

  Hace un par de meses, cierta política española- que, por cierto, se parece bastante al antagonista de Batman- aseguró que la sexualidad debería quedar fuera de las aulas, pues no quiere que algunos conceptos o enseñanzas influyan de manera negativa en sus hijos. No obstante, lo más chocante del asunto fue observar la cantidad de personas que apoyaron estas declaraciones. ¿Qué es lo que pretenden estos individuos? ¿Que sus hijos jamás conozcan la existencia del sexo y vivan en un perpetuo celibato involuntario? ¿O que aprendan sobre él a través de la pornografía? Para eliminar el estigma del sexo y prevenir a la juventud de los peligros que este puede acarrear, es necesaria la implantación de una verdadera educación sexual integral e inclusiva en los centros de enseñanza públicos. Es vergonzoso que, en un país primermundista como lo es España, la educación sexual se limite a un par de comentarios en clase de biología y una o dos charlas a lo largo de toda la vida escolar. Y es que esta animadversión que parecen tenerle los colegios e institutos al sexo es en gran parte responsable de los embarazos indeseados y de la propagación de las enfermedades de transmisión sexual. La introducción de una asignatura particular que trate el sexo desde muchos y muy variados puntos de vista es, por tanto, imprescindible. 

            El sexo puede ser una experiencia maravillosa, pero también una terrible. Por ello, la educación sexual debería implementarse en las escuelas e institutos, para que los jóvenes aprendan gracias a profesionales- y no a la pornografía, cuyo fin no va más allá del ocio-que mantener relaciones íntimas, siempre y cuando sean seguras, es fantástico, y algo de lo que no deberíamos sentirnos avergonzados. Además, también es preciso explicar que el sexo no tiene por qué desarrollarse de una forma determinada, sino que hay infinitas maneras de disfrutarlo. La clave está en experimentar. 


 

20/01/2020 07:27 Pablo Moreno Ramos #. Educación sexual y pornografía No hay comentarios. Comentar.

Sexo, jóvenes, educación y porno.

20200120160432-1550065182-condoms-31120071280.jpg

 

La pornografía es un negocio que influye negativamente en los jóvenes. Les muestra el sexo muy diferente a la realidad, lo que causa una visión equivocada y múltiples dudas. No se puede evitar que los jóvenes vean porno, puesto que existe gran facilidad para obtener este contenido en la red y es normal que sientan curiosidad. El problema no es presenciarlo, sino tomarlo como referencia y creer que lo que están viendo es real y apropiado.

No podemos culpar a la industria del porno de este asunto puesto que lo correcto sería que los adolescentes recibiesen una adecuada educación sexual. A menudo los padres evitan el tema porque se les hace complicado e incómodo hablarlo con sus hijos y esto es un inconveniente dado que en el instituto tampoco hay una asignatura donde los alumnos sean informados. El recurso fácil que les queda es consultar internet. Nadie les conciencia de la importancia de usar preservativo, no solo por evitar embarazos no deseados, sino además por las múltiples ETS que existen. La investigación llevada a cabo por Manuel Antonio Velandria para su tesis en Enfermería y Cultura de los Cuidados, con una muestra de 1.500 alumnos ha determinado que más del 60% de los chicos no utilizan el preservativo. 

Además este tipo de contenidos no sólo causa repercusiones en las personas jóvenes. Los adultos que lo consumen aprenden unos comportamientos incorrectos a la hora de mantener relaciones por conductas agresivas hacia el sexo femenino que nos ofrece el porno. Para que la pornografía deje que de ser perjudicial, se debe cambiar la imagen de la mujer, mostrar igualdad y lo más importante, que todo el mundo entienda que es ficción y no una fuente educativa.


 

25/01/2020 11:11 Carolina Camacho Romero #. Educación sexual y pornografía No hay comentarios. Comentar.

Sexo, jóvenes, educación y porno.

20200125111616-sex.jpg

Es inútil intentar negar la realidad o cubrir con un velo lo evidente, y es que el consumo de porno online entre los adolescentes está mayoritariamente extendido pese al intento de ocultarlo de los más inseguros. Precisamente este es uno de los principales problemas que envuelve al contenido de carácter sexual en Internet: el reparo que produce hablar de ello. Tanto padres, profesores como adolescentes evitan a toda costa abrir una conversación relativa al porno o al sexo. Se inicia así una dinámica que carece de sentido por completo en la que los jóvenes se autoengañan pensando que sus padres no saben que ven porno y los padres simplemente piensan “Mi hijo no se mete en esas cosas” conociendo perfectamente que es mentira. Ciertamente es lo más cómodo, todos miran hacia otro lado y evitan malos tragos. Esta es la razón por la que los jóvenes asimilan el alto grado de violencia que está presente en los vídeos que consumen por Internet como normal, adecuada o incluso necesaria en sus relaciones sexuales. El sexo no consiste en humillar a la mujer o realizar actividades violentas solo para conseguir un poco de placer; ante todo es una actividad que nace a partir de la confianza mutua y el respeto entre una pareja. Por lo tanto,, la imagen del sexo que está difundiendo el porno es nefasta porque ignora por completo el nivel de afectividad necesario para tener relaciones con otra persona y se centra solo en obtener placer.

Además de esto, otro gran inconveniente del porno es que muestra el mismo contenido y las mismas actividades sobreentendiendo que todos los consumidores de porno tienen los mismos gustos. Aquella persona a la que no le gusten las acciones que se muestran en las webs de contenido sexual y que no tenga ninguna noción de lo que es el sexo en realidad, desarrollará inseguridades porque pensará que no podrá llevar a cabo las actividades sexuales que estos vídeos se han encargado de transmitir como normales. Por otro lado, una cuestión a la que los jóvenes son especialmente vulnerables es al modelo de belleza (tanto del mismo sexo como del contrario) que se transmite en estos vídeos. Puede suponer un gran foco de ansiedad en un adolescente considerarse poco atractivo al no parecerse a este modelo.

El sexo no es perfecto, no tiene por qué ser violento, no debemos tener los mismos gustos que los demás, no tenemos por qué parecernos a los actores que vemosEl porno debería ser concebido como una utopía y no como un modelo y así deberían los padres explicárselo a sus hijos.

25/01/2020 11:13 Miguel Rocha #. Educación sexual y pornografía No hay comentarios. Comentar.

Sexo, jóvenes, educación y porno.

20200125111557-sex.jpg

 Para comenzar, he de decir que la pornografía se debería restringir hasta cierta edad de madurez mental, es decir, a partir de la adolescencia ya te puedes considerar una persona algo madura y con principios éticos. Por lo tanto ya estarías capacitado para consumir ese material. En cambio, si un niño de cierta edad en la que no es consciente de lo que hace, ve pornografia, pues tendrá una imagen muy diferente e incluso podría asustarse. Un adulto que consume pornografía, entenderá que es un trabajo y que hay dinero de por medio (y muchos productos químicos para evitar embarazos y enfermedades),aparte de un inmenso control e higiene por la empresa productora, mientras que un niño se creería que es la realidad sexual humana.

Evidentemente la pornografía es un producto hecho para personas mayores de 18 años, pero eso no significa que personas menores de edad no podrán consumirlo. La pornografia es un producto comercial consumido por personas que nunca o poquísimas veces han mantenido relaciones sexuales, y esos videos de pornografía les ayuda a complementar su vida sexual ya sea con excitaciones o masturbaciones. Una vez ya tengas pareja con la compartir tu vida, creo que no se necesitará el consumo de material pornográfico, podrás mantener relaciones íntimas con tu pareja y con eso completarías tu vida sexual de manera tranquila. 

Por otra parte, el sexo es la base de la supervivencia de cualquier especie animal y sobre todo en el ser humano. Este tema tan tabú, desafortunadamente no se comunica lo suficiente como para advertir a los jóvenes de ciertos peligros ya sean enfermedades o embarazos no deseados. El tema del sexo debe ser impartido tanto en clase como en casa, es algo que debe conocer cualquier ser humano. El doctor Mark Schoen, director de educación sexual del Instituto Sinclair dice: "es triste, el hecho es que más de la mitad de nuestros niños obtienen su primera ’educación sexual’ a través de películas para adultos en internet”. Si una persona quiere tener sexo de manera que no quiere tener hijos,debe hacerlo con alguien que le de confianza y debe usar preservativos para una relación limpia sin problemas.

Es evidente que el contenido erótico debe ser censurado en cualquier red social para evitar causar disgustos y traumas en personas menores de edad (actualmente se censuran los órganos sexuales masculinos y femeninos en todas las redes sociales menos en Twitter). El contenido pornográfico debe tener su propio espacio en una página web .

Finalmente, deben dejar de creer que el sexo es algo malo y pensar que es un principio de supervivencia y que hasta se ha llegado a comercializar dando lugar a la pornografía.


25/01/2020 11:14 Mohamed Boulerhcha #. Educación sexual y pornografía No hay comentarios. Comentar.

UN MUNDO FICTICIO QUE TOMAMOS COMO REALIDAD

20200125100347-sexeducation-.jpg

 

El placer es una sensación agradable que nos provoca satisfacción. La comida y la música son pequeños factores que nos dan esa satisfacción. Sin embargo, cuando pensamos en placer, inmediatamente se nos viene a la cabeza el sexo. Ese conjunto de acciones que producen excitación, y que normalmente culminan con la eyaculación masculina. Pero, ¿la mujer termina satisfecha a la vez que el hombre o es un mito creado por la pornogrfía?

Cualquiera tiene a su alcance un video pornográfico, con solo poner en el buscador la palabra porno. Y lo cierto, es que, para muchos, estos videos son una herramienta de aprendizaje acerca de la sexualidad, porque es un tabú, que no se trata apenas. El porno representa actos sexuales y eróticos perfectos y muy alejados de la realidad. Su finalidad es satisfacer al espectador con escenas en las que se aprecia a un individuo dominante, que posee a otro, en muchas ocasiones con violencia. De ahí viene que pensemos que cuando el hombre eyacula, el acto sexual ha finalizado, sin importar si la mujer ha alcanzado su máximo punto de placer, o que el cuerpo debe ser perfecto sin ningún rastro de vello. En cierto modo, el porno es machista porque representa a la mujer como una imagen perfecta que es usada para la satisfacción.

Muchas veces he escuchado esa expresión de que por hacerlo sin protección no pasa nada siempre y cuando el hombre eyacule fuera. Pues bien, durante la eyaculación masculina no es el único momento en el que se liberan espermatozoides, por lo que sigue habiendo posibilidad de embarazo aún habiendo sacado el pene a tiempo. Además se pueden transmitir muchas enfermedades sexuales, como el SIDA, que no nos damos cuenta de que tenemos, porque no presenta síntomas. Muchas veces no somos conscientes del peligro que supone tener esta enfermedad u otras, porque no tienen cura, y nos acompañarán el resto de nuestras vidas.

El mundo pornográfico nada tiene que ver con la realidad. Por lo que se debe empezar a informar a los jóvenes de los peligros que existe a la hora del acto sexual, tanto en casa, como en las aulas, dejando a un lado la vergüenza de hablar de estos temas tan tabú.

 

 

25/01/2020 11:14 Alba Miguel Carracedo #. Educación sexual y pornografía No hay comentarios. Comentar.

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris